Posible Hym

Diferencias de vender a un hombre o a una mujer

Saber vender es la primera cosa que tenemos que tener claro si queremos que nuestra empresa funcione, de saber hacerlo depende que tengamos beneficios o no, podemos saber trabajar muy bien, que si no sabemos vender nuestro producto no tendrá valor. Gracias a la venta podremos  determinar el éxito de nuestro productos y sobre todo, el éxito de nuestra empresa.

Pero en la venta debemos tener en cuenta el publico objetivo al que nos dirigimos, sus comportamientos y el producto que estos demandan. Por ello, es indispensable conocer a nuestro consumidor y el primer paso a seguir es  diferenciar entre géneros.

Los hombres:

 

  1. Comprar es un sinónimo de obligación: los hombres asumen el acto de comprar como una obligación, una obligación que les lleva menos de una hora y cuanto antes mejor.
  2. Son objetivos: son por naturaleza mucho mas objetivos en sus compras ,lo que puede llegar a entorpecer una venta. Cuando hablo de objetivos, me refiero a que buscan directamente lo que desean , lo compran y se van. No paran a ver lo que están a su alrededor.
  3. Muy visuales: los hombres se decantan por un producto claro y sin florituras. Cuanto más sencillo y sin elementos que puedan distorsionar el producto, mejor.
  4. Menos impulsivos: los hombres son más estrictos a la hora de comprar, ellos prefieren informarse sobre el producto, buscar sus ventajas y desventajas. Se informan y se empapan de sus características.
  5. Focalizan sus compras: los hombres tienden a tener una visión túnel, es decir, tienden a focalizar su “compra”, si el producto que ellos desean no se encuentra , no buscarán un remplazo del producto.  Saldrán del establecimiento buscando un sitio donde encontrarlo. Esta cualidad  viene dada por su originaria función en la prehistoria, donde su función de cazador le impedía distraer su visión.

Las mujeres:

 

  1. Comprar es un placer: debido al bombardeo continuo de los roles de belleza, las compras nos ayudan a acercarnos a esos “parámetros”, mejorando nuestra autoestima y nuestra capacidad de aceptación. Disfrutamos comprando,  porque asociamos las compras con entornos sociales, por lo que no es raro, vernos s en grupo yéndonos de compras. Para nosotras, es una distracción, un momento intimo.
  2. Visión periférica: las mujeres al igual que los hombres, en la prehistoria tenían un cometido, la recolecta. Esto ayuda que hoy en día tengamos una capacidad de mayor visión que los hombres, por lo que nosotras, si que mirarán a nuestro alrededor y no nos centraremos en un producto en concreto.
  3. Más interacción:, buscamos una interacción con los vendedores, una cercanía. Buscamos que la compra sea más humana, y que los motivos que te acercan al establecimiento sean positivos en cuestiones de trato. Asumimos ese trato con un producto de calidad e indudablemente volveremos al establecimiento. A su vez, nos gusta interactuar sobre el producto, buscar videos, preguntar a amigos/as  y conocidos. Nos gustar interactuar y sentirnos informadas sobre los productos.
  1. Compras impulsivas: por definición las mujeres somos más impulsivas en cuestiones de hábitos de compra. Si un producto no esta en ese local, no pasará nada, seguiremos buscando… pero lo cierto es que no perderemos la oportunidad de buscar otras necesidades y otros productos que nos puedan hacer la vida más cómoda.
  2. Cognitivas y olfátivas: a diferencia de los hombres, a nosotras nos llama la atención todo lo que rodea a un producto, desde el nombre y el logotipo hasta su packaging. Nos gustan los colores, las” florituras”, creemos que todo lo que rodea al producto ayuda a darle mayor valor y a su vez mayor satisfacción.

 

Como veis a priori resulta más sencillo vender a las mujeres que a los hombres. Pero cabe destacar que estas características no tienen porque ser aptas para todos los hombres y todas las mujeres. Mi experiencia me dice, que si tu producto es bueno y el resto del mundo lo comparte, las diferencias entre ambos géneros será agua pasada.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.