Hipnosis
Hipnosis

Lo que SÍ es la hipnosis

¿Qué es la hipnosis?

Muchas personas tienen una imagen mental de lo que es la hipnosis muy típica y muy alejada de la realidad.

Creen que es una especie de truco de feria, en el que el supuesto mago-hipnotizador consigue poner en trance a otra persona, controlando su voluntad y obligándola a hacer cosas raras.

¿Te suena?

La hipnosis no es eso.

Se trata de una técnica utilizada por profesionales para ayudar a sus pacientes a lograr sus objetivos.

Mediante la hipnosis se crean las condiciones óptimas para que el cerebro asocie con fuerza los objetivos a conseguir y los medios para lograrlos.

Con la hipnosis aprendemos de forma muy eficaz unas habilidades que nos van a servir para mejorar nuestros procesos emocionales y psicológicos.

La gran ventaja de la hipnosis frente a la simple fuerza de voluntad es que facilita en gran medida el proceso.

Gracias a esta técnica, aumentamos el autocontrol, y nos facilitará enormemente el lograr los objetivos propuestos.

Lo que NO es la hipnosis

La hipnosis no es magia.

No es un truco, es una técnica muy potente y especializada, pero no hay nada mágico ni paranormal en ella.

No es terapia psicológica.

Puede haber psicólogos formados adecuadamente para utilizar la hipnosis, pero en sí no es una terapia, es una herramienta, un medio. Sirve para acelerar y facilitar el proceso terapéutico.

No te obliga a hacer algo que no quieres.

Una persona bajo hipnosis, al contrario de lo que se cree, no va a actuar en contra de sus valores y principios. No se pierde el control.

No te puedes quedar “hipnotizado” para siempre.

Existe una falsa percepción de que una persona, bajo los efectos de la hipnosis, puede llegar a quedarse atrapada en dicho estado.

No es así: en el momento que se desee interrumpir la técnica, se hace sin mayor problema.

No te va a hacer aflorar patologías ocultas, ni “tu lado oscuro”.

De hecho, no hay ninguna prueba de que pueda agravar ningún problema, ni causar daños colaterales.

La hipnosis no es un viaje astral, ni abre tu mente a estados extrasensoriales.

Mediante la hipnosis no se adquieren “superpoderes”, ni se mejora la memoria ni las cualidades físicas.

No es una varita mágica para conseguir algo sin esfuerzo.

La persona tendrá que trabajar y pelear por conseguir sus objetivos, y gracias a la hipnosis, le resultará mucho más sencillo, pero el esfuerzo no se elimina.

Sí se eliminan impedimentos mentales que dificultaban la consecución de los objetivos propuestos.

Para qué sirve la hipnosis

Se utiliza para diversos fines:

  • Tratamiento del dolor: preparación al parto, fibromialgia, migrañas, dolores crónicos…
  • Tratamiento de problemas relacionados con el sueño.
  • Tratamiento de estrés y ansiedad.
  • Hipnosis para dejar de fumar.
  • Hipnosis para adelgazar / control de peso.
  • Hipnosis para terminar con una relación tóxica.

Los tres últimos puntos son en los que me he especializado.

¿Quieres dejar de fumar pero hasta ahora no has sido capaz?

¿Necesitas controlar tu peso?

¿O tal vez te has dado cuenta de que estás viviendo (sufriendo) una relación tóxica, y necesitas ayuda para dejarla de una vez por todas?

Aprovecha el conocimiento del funcionamiento del cerebro: vamos a hacer que trabaje para ti.

Contacta ahora conmigo, y vamos a poner los medios necesarios para que, por fin, consigas tus objetivos.